Canadair CL-215

El Canadair CL-215 es una avión anfibio diseñado para lidiar con los incendios forestales gracias al bombardeo de agua y retardantes quí­micos. Es capaz de recoger cinco mil litros de agua en diez segundos haciendo vuelo rasante sobre una masa de agua, para luego verterlos sobre un incendio en menos de un segundo.

El Canadair CL-215 fue el primer aeroplano diseñado de forma específica para el bombardeo con agua. Mientras que el PBY Canso, originalmente un avión de patrulla militar, se alteró para tal uso, el CL-215 se creó específicamente para este uso.

Historia

El Canadair CL-215 fue diseñado para satisfacer la necesidad de un anfibio contra-incendios capaz de reemplazar a la enorme variedad de tipos utilizados en el papel de bombardero de agua en la década de los sesenta.

Aunque los parámetros básicos de diseño se discutieron en un simposio sobre protección forestal contra-incendios en Ottawa a finales de 1963, no se empezó a producir hasta principios de 1966, basando los primeros modelos en el exitoso PBY-5 Catalina.

Los primeros clientes en pedir este modelo fueron la provincia canadiense de Québec y la Securité Civile francesa, quienes encargaron 20 y 10 unidades respectivamente, con la idea de detectar y extinguir incendios forestales. Este anfibio también estuvo a disposición de clientes militares, quienes lo destinaron principalmente a misiones de búsqueda y salvamento. A partir de 1969 se empezaron a producir ejemplares para otros países como España, Grecia, Tailandia, Italia, Venezuela o Yugoslavia.

En 1987, el Ejército del Aire Español encargó una evolución del aeroplano, el CL-215T. Sus ventajas son claras:

  • Motores turbohélice más potentes y fiables
  • Modificaciones en la estructura alar
  • Refuerzo de uniones entre planos y fuselaje
  • Nueva presentación de los instrumentos de cabina
  • Movimiento hidráulico de superficies de vuelo y rueda de morro
CL-215 en vuelo bajoWikipedia

CL-215 en vuelo bajoWikipedia

Esta evolución tuvo bastante éxito, ya que el avión ganó en fiabilidad y potencia,  debido al cuál se desembocó en el desarrollo del CL-415, la siguiente generación.

En la actualidad existen quince aviones CL-215 en Servicio, catorce de ellos en el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire español, y el otro en la central canadiense de Bombardier.

Funcionamiento de un CL-215

Entre los dos depósitos ubicados dentro de la bodega, la aeronave tiene una capacidad de doce mil libras de agua (5346 litros), así como dos depósitos de unos trescientos litros cada uno para almacenar el retardante ignífugo.

El agua se recoge mediante dos sondas retráctiles montadas tras el rediente de la quilla, operación realizada en tan sólo doce segundos gracias a la velocidad de navegación de la aeronave. Se requiere que el área de recarga tenga una profundidad mí­nima de 120 cm. y unas olas no mayores a un metro en el caso del mar.

Operación

Tras dejar el aeropuerto, los pilotos del CL-215 buscan un lago idóneo para la recogida del agua, tan cerca del incendio forestal como sea posible. Se hace una pasada de inspección para asegurar una longitud suficiente, así­ como para ver que no hay obstáculos capaces de poner en peligro al aeroplano o a su tripulación. El avión hace un vuelo rasante y recoge su carga de agua en menos de diez segundos, tras lo cual las sondas de adquisición de agua se recogen; es entonces cuando el aeroplano vuelve al aire y se dirige al fuego.

El Oficial de Ataque Aéreo, que puede estar en tierra o en otra aeronave, indica a la tripulación del bombardero de agua dónde y cómo soltar la carga. Según las condiciones del incendio y del terreno es posible que solicite que inyecten una solución jabonosa en el agua, lo que hará que ésta tenga una consistencia espumosa capaz de ayudar a controlar el fuego. Al haber dos tanques de agua en el avión, ambas cargas de agua pueden lanzarse juntas o por separado.

Dada su habilidad de recogida de agua cerca del fuego, el Canadair CL-215 es capaz de soltar una enorme cantidad de agua en muy poco tiempo. Esto le hace ideal para el soporte y ayuda a los bomberos de tierra.

Vídeos de CL-215


¡Apaga y vámonos!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.